“Nadie sabe si vales o no solo por un número en una nota”

X es, actualmente, estudiante universitario y fue alumno del colegio. Repasa con nosotros sus experiencias presentes y pasadas y sus perspectivas de futuro.


20/3/2014  Por Patricia Oliveros Navarro

 

PATRICIA: ¿Cómo se percibe la adolescencia desde la madurez?

ENTREVISTADO: Ahora veo a los adolescentes de hoy en día y pienso ¿yo también era así? (Risas). Con la perspectiva de los años, se entienden muchos problemas que antes te parecían un mundo. Ahora entiendes que no lo son y que muchas cosas de las que te decían tus padres eran por tu bien.

P: Ahora que has madurado, ¿echas de menos tus años en el instituto?

E: La verdad es que sí. Aunque, cuando estás en el instituto, deseas cumplir 18 años y entrar en los sitios, ser mayor… Pero terminas por darte cuenta de que, al crecer, tienes que asumir muchas responsabilidades y no es todo entrar a las discotecas. Era más bonito cuando no tenías verdaderas preocupaciones.

P: ¿Las experiencias que se viven en el colegio son importantes para el desarrollo de una persona?

E: Sí, creo que es importante. Durante tu etapa en el instituto, se va formando tu personalidad, tu manera ver el mundo, vas aprendiendo cosas nuevas… Vas adquiriendo responsabilidades que te hacen empezar a madurar.

P: ¿Crees que es importante la figura del profesor?

E: Es muy importante. Tanto para bien como para mal. Un profesor puede influirte positivamente, ayudarte en aspectos que no sean solo académicos y apoyarte. Pero también puede influir mucho en que te sientas más motivado o menos para su asignatura y puede ser para ti un ejemplo a seguir o a rechazar.

P: ¿Crees que a algunos profesores no les gusta realmente su trabajo?

E: Puede ser que haya profesores que no estén por vocación en la enseñanza. Algunos muestran pocas ganas de enseñar e indiferencia o, directamente, lo hacen mal. Creo que es una profesión que necesita una verdadera vocación, más aún, si tratas con jóvenes durante tantas horas diarias.

P: ¿Se recibe la preparación necesaria, en todos los sentidos, para enfrentarse al mundo real?

E: No. En  muchas ocasiones, simplemente te enseñan a memorizar sin entender y eso se olvida. Es más importante comprender el mundo que te rodea y lo que estudias que ponerlo todo en un examen. Se enseñan muchas cosas, tanto en el instituto como en la universidad, que no te preparan para los verdaderos problemas diarios.

P: ¿Crees que se da demasiada importancia a la preparación académica y se olvidan otros aspectos?

E: Sí, se da mucha importancia al número de la nota y se da poca a si realmente lo has comprendido. Si luego lo has olvidado, ¿de qué sirve eso? Nadie sabe si vales o no solo por un número.

P: ¿Piensas que se desmotiva muchas veces a los alumnos solo por la nota?

E: Muchas veces se les desmotiva porque solo se valoran las notas altas y se tiende a desplazar un poco a los que tienen notas más bajas. Si no llegas a una determinada nota, ¿no vales? Eso me parece fatal.

P: ¿Se recibe la ayuda necesaria para realizar los estudios (material, económica, disponibilidad, etc.)?

E: No. Y, según vas aumentando el grado de tus estudios, menos. Antes, se daban más becas y, ahora, se dan menos y de menor cuantía. Cada vez hay más requisitos y dificultades.

P: ¿Necesita algún cambio la educación?

E: Sí, se deberían plantear las cosas de otra manera. Me he dado cuenta, a lo largo de mis estudios, de que se deberían mandar más trabajos, ya que es una manera de que aprendas de verdad y te sientas más realizado. Aprendes a trabajar en equipo y te sientes más independiente.

P: Actualmente, ¿cómo ve la juventud su futuro? ¿Está en España?

E: Muy mal la verdad. Hay muy pocos puestos de trabajo y los que hay están mal pagados y poco cualificados. Los que no quieran pelearse y obtener algo mejor se irán fuera. No hay otra alternativa. El futuro que vemos es más que complicado; es pésimo. Está fuera de aquí.

P: ¿Qué te ha aportado tu antiguo colegio?

E: Fue una etapa muy bonita. Tengo muchos recuerdos, sobre todo, del viaje de fin de curso y de muchos profesores. Eran muy cercanos y agradables. Ahí descubrí mi vocación y terminé escogiendo la universidad que me aconsejó un profesor.

P: ¿Cómo llevas convivir con una adolescente en tu casa una vez que tú ya has superado esa etapa?

E: Es un poco frustrante (risas). Es una época de muchos cambios y, a veces, es muy difícil soportarlos. Cuando ya has pasado esa edad, te cuesta recordar que tú también veías las cosas de ese modo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s