EL MARAVILLOSO MUNDO DE ALICIA

 

26/3/2014    Por Belén Rodá Díaz

Alicia en el País de las Maravillas es una película dirigida por Tim Burton (inspirada en la novela homónima de Lewis Carroll) en la que Alicia (Mia Wasikowska), una joven de 19 años, acude a una mansión victoriana para asistir a una fiesta de la alta sociedad. Cuando está a punto de recibir públicamente una propuesta de matrimonio, sale corriendo tras un conejo blanco y va a parar al País de las Maravillas, un lugar que había visitado diez años antes, aunque ya no lo recuerda. Ese país era un reino pacífico hasta que la Reina Roja (Helena Bonham Carter) derrocó a su hermana, la Reina Blanca (Anne Hathaway). Pero las criaturas que viven en él están dispuestas a rebelarse y esperan contar con la ayuda de Alicia, a la que ayudan a recordar su primera visita al fantástico reino.
En esta película, se continúa la historia de Alicia creada por Lewis Carroll, dándole el carácter que pone Tim Burton a todas sus películas. Los primeros rasgos que destacan son: las características de los personajes, con presencia de actores humanos y dibujos hechos a ordenador; los efectos que dan vida al mundo imaginario en el que se encuentra Alicia y la forma en la que se desarrolla la película, aportando mayor cuidado en las escenas protagonizadas por los actores y los dibujos a la vez. Los personajes están guiados por una personalidad peculiar, que hace que cada uno sea totalmente diferente a los demás y, sobre todo, a los personajes de la novela de Carroll. El uso de actores (los papeles de Alicia, el Sombrerero Loco y las Reinas Blanca y Roja) da una mayor realidad a la película para los espectadores, pero no se puede perder a personajes como el famoso Conejo Blanco o el Gato de Cheshire, creados por ordenador por diseñadores gráficos.
La mayor complicación que tuvo Tim Burton a la hora de producir esta película fue conseguir los efectos especiales que quería; insertarlos en las escenas en las que salían los actores humanos fue un gran esfuerzo. Sin embargo, podemos ver el magnífico resultado de esta gran obra que fue nominada a tres premios Oscar (uno de ellos a mejores efectos visuales), de los que consiguió, finalmente, dos de ellos. La película se estrenó en España en 2010.
La obra de Lewis Carroll ha sido llevada numerosas veces al cine, siendo la más conocida la versión de Walt Disney de 1951. En esta versión, se combinan elementos de la novela original y de su continuación. Está protagonizada por dibujos animados a color, sin ningún tipo de efectos especiales y con la calidad de imagen de aquella época: pocos brillos en las ilustraciones, colores claros y poco llamativos, contornos difuminados y escenas poco elaboradas. Esta obra estuvo dirigida, principalmente, al espectador infantil. Los personajes son mucho más sencillos e intentan capaz la atención con diversos colores y canciones alegres. En aquellos años, realizar este tipo de películas con estas características era algo casi inalcanzable y lograrlo suponía ganar mucha fama. Si comparamos ambas películas (la de 1951 y la de 2010), podemos observar que la tecnología ha evolucionado y, con ello, la creatividad.
Cada película tiene algo que las hace destacar entre las demás: es la historia. Para mí, una de las características fundamentales de estas películas; su historia es diferente, con la intención de apartar al espectador de lo real y hacerle disfrutar con una película totalmente fantasiosa.
Si tuviera que elegir entre una de las dos películas, elegiría la obra de Tim Burton. No solo por el modo de realización de la película, sino también por cómo desarrolla la historia con pocas cosas materiales, tecnología avanzada y, sobre todo, mucha imaginación. Tim Burton es uno de los mejores productores, ya que todas sus películas están creadas a su estilo y se pueden diferenciar con facilidad. Creo que, sin contar con las condiciones en las que fue creada, la versión de 1951 se quedaría atrás por sus diseños, ya que, en la versión de 2010, los efectos generan una absorbente sensación de irrealidad y hacen que el espectador se pueda conectar más con la historia.
La Alicia de Tim Burton es una película increíble y apta para el público de todas las edades. No puedes perdértela. Es una oportunidad única de introducirte en un mundo imaginario donde todo lo que imaginas puede hacerse realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s