LAS BATALLITAS DEL ABUELO (I). La “edad de oro”

 

He creado esta sección porque quiero hablar de diferentes temas de actualidad desde otro punto de vista: según lo que me cuenta mi abuelo. El objetivo es hacerlo durante varias semanas y ver qué sale.

En esta primera entrega, os lo presento a él y a su generación “dorada”.

 

3/3/2014   Por Cristian Gil Esteban

Mi abuelo Pedro piensa que ya voy siendo mayor y lo noto porque, desde hace un tiempo, me habla de temas de los que nunca antes lo había hecho. A veces, tenemos largas charlas sobre diversos temas de actualidad, como el conflicto de Crimea, Adolfo Suárez, el fútbol… Mi abuela dice, medio en broma, que son sus “batallitas”, pero yo entiendo que no lo son tanto, ya que son historias de la vida cotidiana.

Me habla de su juventud, de sus estudios y, sobre todo, de su profesión, las Artes Gráficas. Él dice que es el único oficio al que se le llama Arte. Ha trabajado durante toda su vida sin parar y no ha estado nunca en el paro, que es la gran suerte de su generación sobre otras, según me dice. Lleva diez años prejubilado por causa de la situación laboral actual. Me cuenta que la palabra “jubilación” viene de “júbilo”, pero él no esta en absoluto de acuerdo, dadas las circunstancias actuales. Tampoco lo está con que a los mayores se les considere la “edad de oro”, y me explica por qué.

La vida de estas personas siempre tuvo sus dificultades y, según se iba acercando la hora de su jubilación, hacían planes para cuando llegara el momento de retirarse. Algunos pensaban en hacer largos viajes, pues nunca antes pudieron hacerlo, y otros, dedicarse a diferentes aficiones, todas ellas pagadas con su pensión.

Aquí es donde se les tuercen los planes, pues casi ninguna pensión da para cumplir esos deseos, con más razón aún si se ven obligados a ayudar a unos hijos que, en muchos casos, están en paro desde hace ya años. Entre sus múltiples obligaciones está la de hacerse cargo de los nietos, llevándoles y recogiéndoles del colegio, dándoles de comer y quedándose con ellos hasta el regreso de sus padres, todo ello agravado por las diferentes enfermedades que padecen, tales como artritis, asma, diabetes, reúma y otras muchas.

En invierno o verano, con frío o calor, madrugando y, casi siempre, con dolores y cansancio acumulado, están obligados a “tirar del carro”. Por eso, dice mi abuelo que quienes no disponen de tiempo libre o dinero, o ambas cosas a la vez, para realizar sus sueños, ¿cómo van a estar en la EDAD DE ORO?

2 comentarios

  1. ¡Maravilloso! Parece mentira que un cabezón escriba estas cosas. Supongo que la situación no será así cuando seamos abuelitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s