YO NO SOY UN NÚMERO

 

3/3/2014   Por Patricia Oliveros Navarro

¿Por qué un número tiene que determinar cómo es un cuerpo? ¿Por qué alguien que no vas a conocer en la vida determina si tu peso está bien o mal? ¿Por qué un número marca la diferencia entre buen cuerpo y mal cuerpo?

Se supone que las tallas en las tiendas de ropa, independientemente de la marca, tienen que ser iguales. Pero, ¿acaso eso se cumple? No hace falta ir a más de dos tiendas para darse cuenta de que no. E, incluso en la misma, los modelos de ropa no tienen la misma talla 34 o la misma talla 38.

¿Hay alguien que controle esto? Por mucho que nos quieran vender que sí, la realidad es que no. Aún así, ¿a quién le importa eso si solo somos para ellos máquinas de hacer dinero? Mientras que no nos quejemos, seguirán haciendo con nosotros lo que les de la gana.

Pero lo más importante de todo esto es lo que viene después. Hablemos de los casos más habituales.

Una adolescente va a comprarse unos pantalones y se encuentra con que una talla 32 le vale a una niña de 10 años y que su talla habitual ya no le entra. ¿Cómo pensáis que se va a sentir esa adolescente? No es ningún misterio que la adolescencia es una etapa llena de inseguridades, en todos los sentidos, y que, si una adolescente ve que su talla de pantalón ya no le entra, lo primero que va a pensar es que está gorda. Está en pleno proceso de formación de su personalidad y es más sensible a esos factores.

Luego, todo el mundo se abruma cuando salen los datos de todos los jóvenes que sufren trastornos alimenticios. ¿Qué esperan conseguir cuando hacen sentir a la gente de esa manera? Todos se llevan las manos a la cabeza, pero nadie hace nada.

Cualquiera sabe que, llegado un momento, el cuerpo de una mujer se desarrolla y deja de ser recto. Incluso las propias revistas, que muestran modelos con tanto photoshop que parecen muñecas de plástico, dedican espacios para decir que todos los cuerpos son bonitos. ¡Basta ya de tanta hipocresía por su parte! Que empiecen poniendo cuerpos reales en sus portadas. Pero, ¿cuándo se ha visto a una mujer con curvas siendo portada de alguna revista? Eso no interesa, eso no es bonito. Eso no vende.

No puede ser que nos manejen como les de la gana, todo esto causa enfermedades. A muchas personas, estos trastornos les parecen tonterías, pero es una enfermedad real, con todas las letras.

¿Hasta cuándo esto va a seguir así? ¿Hasta cuándo un número en una etiqueta va a manejar la vida de las personas? Si queremos hacer del mundo un lugar mejor, empecemos por cosas tan pequeñas como un número.

 

2 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con tu opinión. Las tiendas que venden la ropa deberían bajarse de la nube de “persona perfecta” y poner tallas decentes para gente normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s