LA ESTAFA DE LAS PARTICIPACIONES PREFERENTES

 

8/5/2014   Por Rubén Funes Garrón

Las participaciones preferentes son emitidas por las entidades de crédito con la finalidad de dotar de liquidez a la entidad y, así, permitir la subida o refuerzo de las exigencias de recursos propios regulatorios. En definitiva, las entidades tratan de emitir y colocar un valor que, conforme a las directrices de normativa europea, pudiese computar como recursos propios de primera categoría del grupo emisor.

En 1999, Caja Madrid recurre a una sociedad filial para comercializar como obligaciones a cinco años de la propia Caja lo que, en realidad, son participaciones preferentes de CAYMADRID INTERNATIONAL LIMITED, empresa domiciliada en Islas Caimán, ya que en España, hasta 2004, no era legal emitir participaciones preferentes. El producto emitido por Caymadrid carecía de garantías para el consumidor, pues la publicación de los folletos informativos no existía. Además, las empresas intervinientes, Caymadrid y Caja Madrid, evitaban el pago de impuestos, ya que los importes que recibía la matriz en España procedían de una cuenta de no residentes. La CNMV permite que coticen en AIAF (Mercado de Renta Fija). La situación se extiende hasta 2003, siendo Ministro de Economía y Vicepresidente Primero don Rodrigo Rato, y Luis De Guindos (actual Ministro de Economía) Secretario General de Política Económica y Defensa de la Competencia del mismo Ministerio.

En 2007, estalla en Estados Unidos la crisis de las hipotecas subprime, hechos que precedieron a una crisis territorialmente mucho más extensa, estando varios países de Europa, entre ellos, España, entre los afectados.
Con la llegada de la crisis, la situación en torno a la construcción estaba tan absolutamente sobredimensionada y sus implicaciones tan extensas que el estallido provocado por una situación de mayor oferta de viviendas que demanda genera la correlativa bajada de precios, cierre de empresas, despidos y ERES, concursos de acreedores y cuotas hipotecarias impagadas.

Las tres agencias de calificación, Moodys, Standard & Poors, y Fitch Ratings, calificaron la emisión de participaciones preferentes Caja Madrid 2009 con perspectiva negativa, esto quiere decir, la peor calificación que se puede otorgar a una entidad financiero o bancaria, aun así, la CNMV y Banco de España lo permitieron para proteger los intereses de las entidades a cambio de arruinar a miles de humildes familias el fruto de su trabajo, sudor y sacrificio.
Así, el Banco de España, junto con la CNMV, autorizan a las cajas de ahorros e, incluso, bancos, para emitir participaciones preferentes, que son títulos como las acciones, pero sin derecho a decisiones dentro de la entidad, y que son perpetuos. Son los penúltimos a la hora de que la entidad resulte en quiebra o pérdidas, por delante solamente de los accionistas, ofreciendo un interés del 7%, que era insignificante comparándolo con el riesgo de pérdida del capital invertido.
En concreto, Caja Madrid fue la entidad de las cajas de ahorros que emitió más participaciones preferentes (un total, en la serie II del año 2009, de 3.000 millones de euros que fueron destinados a pequeños minoristas, es decir, a pequeños ahorradores que ignoraban el riesgo tan complejo y abusivo que implicaban este producto de inversión, que estaba destinado a grandes inversionistas u organismos institucionales. Es decir, que Caja Madrid, comercializó indebidamente, con el consentimiento de la CNMV y Banco de España, un producto de alto riesgo para la clientela ignorante, pero confiada de creer que adquiría un producto de plazo fijo con total garantía de liquidez y cubierto por la garantía de depósitos bancarios. La forma de comercialización o argumentarlo que empleó en este caso Caja Madrid fue llamar telefónicamente a todos los clientes que reunían los requisitos que buscaba la entidad, que consistía en tener ahorros o dinero depositado, para lo cual, los directores, subdirectores y comerciales seguían estrictamente un protocolo que les dictaban los jefes de zona. En estos “argumentarios”, se hace constar que nunca dijeran que eran un producto perpetuo, sino de absoluta liquidez, al 100%, con el respaldo de Caja Madrid y que eran un producto de plazo fijo a recuperar el dinero invertido en un máximo de cuarenta y ocho horas. Ahí, explicaban a quiénes deberían captar, cuánta cantidad deberían contratar por sucursal y toda una serie de argucias para obtener las víctimas necesarias para que la entidad captase dinero para recapitalizarse a costa de sus mejores clientes (ahorradores ignorantes, pero que confiaban en la entidad y sus empleados de toda la vida). Se les pedía máxima implicación a todos los empleados de las sucursales, siendo la mano ejecutora de tan perversos fines. En los argumentarios intervenidos y presentados en las multitud de demandas, se refleja que “jamás deberán caer en manos de los clientes semejantes documentos”, lo que demuestra la maldad con que estaban confeccionados.

Efectivamente, las cajas de ahorros, siendo el “cortijo” que utilizaron las Comunidades Autónomas para sus intereses particulares y partidistas, quebraron estas instituciones que fueron creadas para fines sociales y destinadas para la clase obrera y trabajadora.

Por todo ello, los diferentes partidos políticos y sindicatos mayoritarios, como CCOO y UGT, que componían los consejos de administración, hundieron las cajas de ahorros. Se salvaría la formación política UPyD, la cual ha puesto una demanda en la Audiencia Nacional, junto al movimiento 15M paRato para depurar responsabilidades penales, donde existen evidencias claras de delito penados con cárcel.

Las cajas de ahorros afectadas y debidamente rescatadas con fondos europeos son: Bankia (Caja Madrid, Bancaja y Caixa Laietana), Catalunya Caixa, Novagalicia y Caixa Galicia, por un importe cercano a los 50.000 millones de euros, que tendremos que pagar todos los ciudadanos de este país por la negligencia, abuso e irresponsabilidad de la clase política, que quisieron jugar a ser banqueros y consiguieron arruinar el bienestar social de todo un país.

La entidad nacionalizada Bankia abrió un sistema de arbitraje ante el escándalo mediático que se produjo a nivel nacional. Pero este arbitraje ha vulnerado la normativa europea de consumidores, ya que la misma auditora que han designado como árbitro, KPMG, está defendiendo a Bankia en las demandas judiciales, por lo que no está legitimada para semejante responsabilidad.

Este arbitraje ha sido un engaño por la manera de llevarse a cabo, pues solamente han devuelto el importe a pequeñas cantidades estafadas o casos claramente sangrantes, como victimas del 11M, ciegos, enfermos de alzhéimer o menores que tenían cuentas de ahorros con sus padres, es decir, casos donde ellos sabían que, judicialmente, tenían perdidas las demandas.

A día de hoy, está presentada por la formación política UPyD y la plataforma 15M una querella penal, en el juzgado nº 4 de la Audiencia Nacional de Madrid, por el delito de estafa en las participaciones preferentes, contra todo el consejo de administración de Caja Madrid, que presidía el Sr. Miguel Blesa de la Parra, Bancaja y Caixa Laietana. Es un poco incomprensible la actitud del Fiscal General del Estado en este asunto, que actúa como abogado defensor de los imputados de semejante estafa. En mayo del 2013, la Unión Progresista de Fiscales recriminó a Eduardo Torres Dulce, Fiscal General del Estado, designación política del gobierno del PP.

En cuanto a la jurisdicción civil, a día de hoy, el 98% de las sentencias están siendo favorables a los demandantes, con el consiguiente cargo en costas judiciales contra Bankia, por la nulidad de contrato en el error por el vicio en el consentimiento, es decir, vender o comercializar un producto no explicando, sino escondiendo, los riesgos reales de semejante producto, con el afán de beneficiar a la entidad y causando la ruina a sus mejores clientes, cuyo único delito fue en confiar en quienes se suponía que velaban por sus ahorros.

En un Estado de derecho, no se debe permitir, consentir y autorizar que las entidades bancarias carguen sus desastres, quiebras o malas gestiones en contra de los más indefensos, como la clase trabajadora, jubilados, pensionistas o todos aquellos que no disponen de una defensa y que ni siquiera los organismos democráticos actúen en defensa de sus ciudadanos.

Toda esta injusticia será estudiada en las universidades en un futuro, para que nadie vuelva a atreverse a quebrar el bienestar social de los mas débiles e indefenso por salvar a la élite financiera de un país.

Para ponerle rostro humano a todo este caso, hablamos con un afectado por las preferentes.

En estos momentos, ¿sigues teniendo tu dinero en manos de Bankia?
Evidentemente, no. Solamente me unen con esta entidad (por decirlo educadamente), las acciones de un canje obligatorio por acciones. ¿Quién se va a fiar de una entidad que abusó de la ignorancia financiera y confianza de sus clientes para endosarles un producto basura, apropiándose de los ahorros de miles de familias honradas y humildes?

¿ Cómo te enteras de las participaciones preferentes y por qué decidiste depositar tu dinero en este producto?
Me llamó el subdirector de la sucursal telefónicamente para que me pasara lo antes posible a verle, para ofrecerme este producto como un plazo fijo, recuperable en cuarenta y ocho horas, con la garantía al 100% de Caja Madrid, sin penalizaciones, y que a los cinco años vencía la emisión, momento en que la entidad devolvía los ahorros. También es cierto que ofrecían un 7% de interés, pero no sospeché nada, ya que, anteriormente, tenía un plazo fijo al 5,5%. La confianza fue total y jamás sospeché que una entidad fuese a cometer semejante estafa a sus clientes ahorradores.

Según los medios de comunicación, Bankia daba los famosos “test de conveniencia” contestados. ¿Crees que han abusado de la confianza que teníais hacía los vendedores de vuestra sucursal?
Por supuesto. La estafa se ha consumado en esa confianza de toda la vida, con los directores y demás personal de las sucursales. Efectivamente, los test estaban precontestados, marcados por el ordenador, con la única finalidad de ser convenientes para el producto.

También se ha dado el caso de clientes que eran no convenientes, pero, aun así, la sucursal cursaba las órdenes de compra de manera indiscriminada y sin pudor alguno, con tal de cubrir los objetivos que les marcaban desde instancias superiores.

¿Cuándo te das cuenta de que no puedes volver a sacar tú dinero del banco?
Pues un día fui a la sucursal para sacar dinero que me hacía falta y me dijeron que era imposible y que estaba bloqueadas para la compra y venta por orden de la CNMV. Cuestión que, más tarde, se demostró que era mentira, puesto que la CNMV no permitió que siguiesen negociando las preferentes a un valor falso y no razonable, en un mercado interno ilegal. Digamos que actuaban en forma de estafa piramidal.

¿Qué le dirías a toda esa gente que todavía no sabe la verdadera historia de esta estafa?
Creo que sería conveniente que los ciudadanos de este país tengan presente que las entidades bancarias, financieras, supervisoras, han permitido, consentido y han sido colaboradores necesarios para cometer el mayor genocidio financiero en contra de miles de familias honradas y humildes. Sobre todo, que la impunidad no se instale en nuestro país como una forma rutinaria de vivir. Debemos exigir que las instituciones, organismos, gobierno y fiscalías asuman la responsabilidad de cometer sus obligaciones en defensa de la ciudadanía mas indefensa. Solo así podremos recuperar la credibilidad que hemos perdido por culpa de unos sinvergüenzas y corruptos.

Sabiendo la buena relación que tenías con el vendedor de la sucursal, ¿por qué este no te avisa de que es un producto de alto riesgo y, además, de carácter perpetuo?
Cuando las personas carecen de moral, ética y principios decentes, florecen en ellos la codicia, la indecencia y, sobre todo, las conciencias podridas.
Ellos solamente pensaban en cumplir los objetivos que sus jefes les marcaban, aun sabiendo que estaban arruinando a sus clientes, los cuales depositaron en ellos toda la confianza, y de eso se aprovecharon.

¿Por qué la mayoría de los preferentistas decidís rechazar el arbitraje de Bankia por parte de KPMG?
El arbitraje solamente ha sido un repugnante maquillaje que el gobierno, en una salida desesperada, otorgó para que, mediáticamente, la estafa se diera por resuelta. Nunca más lejos de la realidad. Esta auditora es juez y parte, ya que está defendiendo judicialmente a Bankia en las numerosas demandas que están en los juzgados de lo civil.
Al margen, esta auditora selecciona indiscriminadamente, vulnerando los derechos de los consumidores a nivel europeo, y seleccionando con total beneficio hacia la entidad los casos de menor cuantía económica y los mas sangrantes, para que no transciendan a nivel judicial. Es decir, ciegos, analfabetos, personas ancianas, etc. Además, se ha conseguido documentación en la cual se comprueba que altos cargos de Bankia pertenecían anteriormente a esta auditora de KPMG. Y no se han regido por ningún baremo coherente, ya que se ha demostrado que la misma persona ha solicitado dos solicitudes de arbitraje por tener dos compras y, en una, la conceden y, en otra, no. ¿Por qué si los argumentos y antecedentes son los mismos? Todo es incomprensible, pero han intentado venderlo como la solución a esta gran estafa. Es más, se vendió el arbitraje como la única manera de separar a los inversores de los ahorradores, cuando el 15M sacó a la luz un documento por el que se conoció que la emisión de las preferentes de Caja Madrid 2009 se vendió al 98% a los ahorradores.
Así que, rotundamente, TODOS los clientes a los que estafaron con las preferentes tienen el derecho de devolución de sus ahorros.

A pesar de esta estafa, una buena noticia para los preferentistas es que se están ganando el 90% de los juicios, pero, sin embargo, Bankia recurre a la Audiencia Provincial sobre estos casos de estafa. ¿Crees que es un “método” para retrasar, aún más, la espera por vuestros ahorros?
Indudablemente, la perversión diabólica de esta entidad no tiene límites. Efectivamente, están recurriendo las sentencias de primera instancia en un afán de no reconocer lo que la justicia, a gritos, declara como una nulidad de contrato. Así quieren retrasar y seguir produciéndonos la agonía, el calvario que nos impusieron hace mas de dos años y medio, por el único error de vivir por debajo de nuestras posibilidades con el fin de ahorrar para cuando llegase el momento de necesitarlo, como así estamos viviendo.

Es denunciable y creo que se debería divulgar que Bankia, que ha sido rescatado por fondos europeos y a la que debemos pagar todos los españoles, malversa ese dinero en recurrir sentencias que lo único que harán es aumentar las costas judiciales, las cuales pagamos todos los españoles.
Nuestro agradecimiento es para los juzgados de primera instancia de lo civil, por su responsabilidad, conciencia y decencia de impartir sabia justicia, que reconocen y aplican en sus numerosas sentencias a favor de los estafados.

Hay mucha gente que tiene miedo a sentarse delante de un juez y muchos de estos afectados son personas mayores. ¿Qué le diría usted a todas estas personas?
Cuando se tiene la verdad y la razón de nuestro lado, no existe miedo, sino la decencia de ir con la cabeza bien alta y decirlo bien alto y claro.

La decencia, honradez y humildad se deben imponer por principio ante los que quieren la estafa, la corrupción como moneda común y de implantación generalizada en este país.

Y, por último, ¿seguirás manifestándote y peleando por los que no puedan recuperar su dinero? ¿Crees que habrá justicia para los organizadores de toda esta estafa?
Por supuesto. En este sentido, me han decepcionado muchos estafados por no mostrar el coraje y la valentía de salir a la calle y reivindicar pacíficamente el derecho a que se haga justicia.

Difícilmente veremos a los culpables entre rejas por una sencilla razón: los culpables son los mismos que nos gobiernan. Tanto PP como PSOE, IU y los sindicatos intervinieron en esta macroestafa, con los consentidores de la CNMV y Banco de España, ambos designados por el gobierno del PSOE en la época de Zapatero, y la presidencia de Miguel Blesa, cuya supervisión gestionaba la Comunidad de Madrid en la época de Esperanza Aguirre.
Como se suele decir en mi pueblo, “pusieron al lobo a cuidar gallinas”…

Un comentario

  1. Una vergüenza que aún no se haga nada contra los que de verdad tienen la culpa. ¡Esto tiene que cambiar ya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s