LA COMIDA BASURA

 

20/5/2014   Por Francisco Canciller Coba

Se denomina así a la comida que presenta altos contenidos en grasas y azúcares. Normalmente, solemos asociarla con la comida que preparan los restaurantes de comida rápida, como las hamburguesas; también con la comida industrial, como los bollos o las golosinas. Pero ¿sabemos realmente cómo nos afecta? ¿Qué consecuencias acarrea su abuso?

Es de sobra conocido que este tipo de comida no es el más saludable, pero tampoco lo es ningún alimento del que se abusa. Pero, probablemente, sean de los más perjudiciales; por ejemplo, mucha de la bollería industrial está hecha a partir de grasas, muy perjudiciales para la salud, ya que su abuso puede provocar problemas de sobrepeso, entre otros. También las formas de conservar un alimento pueden ser perjudiciales, como, por ejemplo, el aceite de palma, que, debido a la cantidad de productos químicos que se usan para poder refinarlo, lo hacen muy perjudicial para la salud.

Pero no solo son perjudiciales en el sentido de provocar obesidad, como se suele pensar, sino también en otros aspectos como en la memoria. Un experimento realizado en la Universidad de Nueva Gales del Sur ha demostrado que, al parecer, el abuso de la comida basura puede afectar a la capacidad de memorizar. (http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/la-comida-basura-puede-danar-la-memoria-471387284245).

Probablemente, sea el dinero el factor más importante en su consumo, ya que, desde su fabricación, las industrias utilizan los productos más baratos para la producción de alimentos, que coinciden, en mayor medida, con aquellos productos que son más perjudiciales para la salud. Los siguientes eslabones serían los restaurantes y los supermercados, aquellos que nos proporcionan los alimentos, ya que, debido a que su producción es más barata, ponen su precio más bajo que aquellos que han sido tratados de una manera “más sana” y, aunque en algunos casos sea unos céntimos más baratos, para algunos resulta una fortuna. En los restaurantes, es más evidente, ya que la diferencia de precios es mucho mayo; de hecho, se vuelve evidente que la obesidad afecta más a personas que tienen dificultades económicas.

También el ámbito social puede influir dependiendo de distintos factores, como el país de origen, la religión o los grupos sociales en los que nos encontramos. Pero el mayor factor puede ser la publicidad, ya que puede hacer parecer mejores los productos de lo que son y crean una mayor demanda de ellos.

Puede ser interesante aportar el punto de vista de mi primo sobre este tema:

FRANCISCO: ¿Piensas que la comida basura es perjudicial para la salud?

PEDRO: Sí.

F: ¿Crees que influye la comida en la gente?

P: Sí, sobre todo, en su salud y en cuanto a modos de vida saludable.

F: ¿Crees que se debería obligar a la gente a comer sano?

P: En general, la sociedad debe tomar conciencia de la importancia de una dieta saludable y equilibrada y dejar a un lado la comida basura, ya que, a pesar de ser más rápida y ocupar menos horas en la vida diaria, en contrapartida, es perjudicial para la salud y el organismo.

F: ¿Son necesarias las dietas?

P: En mi opinión, las dietas no deben ser obligatorias ni estrictas en exceso, ya que cada dieta se debe adaptar a cada persona, de manera que la persona es la que debe analizar qué es lo que debe comer en función de lo que necesite, no olvidando que deben estar integradas y compuestas por todos aquellos nutrientes necesarios.

F: ¿Pueden ser las dietas perjudiciales?

P: Dependiendo de la dieta, porque, como se suele decir, todo en exceso es malo, ya que existen dietas que privan de ciertos nutrientes necesarios para el organismo.

F: ¿Crees en las dietas milagrosas?

P: En mi opinión, las dietas no hacen milagros, sino que es una combinación de modos de vida saludables, como la práctica de deporte, el descanso y, por supuesto, una alimentación adecuada a tu persona y tu forma de vida.

F: ¿Crees que el ejercicio es complemento de una dieta equilibrada?

P: Por supuesto, debe serlo en función de tu gusto, preferencias y tiempo. De esta manera. elegirás la práctica de un deporte u otro.

F: ¿Es sano tener siempre una dieta estricta?

P: En mi opinión, no, a no ser que sea una dieta medica en función de alguna enfermedad padecida.

F: ¿Puede la sociedad influir en nuestra forma de ver la comida?

P: Sí. Vivimos en una sociedad con ritmos de vida desenfrenados en cuanto a tiempos y trabajos que nos restan horas de lo que debe ser verdaderamente importante. De modo que se recurre fácilmente a la comida basura por rapidez y un aparente factor económico que no acaba de ser tan claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s