LA CRUDA SINCERIDAD DE MI MADRE

 

21/3/2015   Por Raquel Alonso Pérez, Modesto Crespo Morales, Darío Padilla Nieto y Javier Penelas Gamallo

   Hemos planteado estas preguntas a nuestras madres para saber su opinión sobre temas propios de la adolescencia, porque nos interesan mucho a nosotros y creemos que pueden interesar a todos los hijos. Proponemos que todos planteéis estas mismas preguntas, porque siempre viene bien saber la opinión de una madre.

   Ellas no tuvieron ningún problema en respondernos y parece que lo hicieron con total sinceridad. Creemos que el resultado es bastante bueno. ¡Comprobadlo vosotros mismos! Puede que comprendáis muchas de las preocupaciones de vuestras madres y su manera de ver las cosas.

 

   ¿Crees que es bueno o malo que tu hijo tenga acceso pleno y libre a internet?

MARÍA DEL MAR NIETO (madre de Darío Padilla): Yo pienso que, en cierta medida, es malo hasta que tu hijo tenga una determinada edad o la madurez para comprender las cosas que tiene que hacer y las que no. Porque les puede aparecer una página que no deban ver o que no entiendan porque no se las hayan explicado en el colegio o sus padres, donde corresponda. Yo pienso que, si necesitan usar internet para cualquier actividad, debe ser bajo la supervisión de los padres hasta una cierta edad.

MARÍA EMMA GAMALLO (madre de Javier Penelas): No debería ser malo porque, a través de internet, tienen mucha información, como una ventana hacia el resto del mundo. Pero a esas edades la curiosidad y la falta de coherencia puede llevarles a páginas cuya información es dudosa o perjudicial. Pero creo que el uso de Internet con “cabeza” no tendría por qué ser malo en general. A partir de cierta edad, creo ya no habría problema con el uso de internet.

ANA MARÍA PÉREZ (madre de Raquel Alonso): Lo ideal sería que a algunas páginas no se pudiera tener acceso, pero como esto es muy complicado, creo que lo mejor es concienciar a los hijos de los peligros que tiene internet, es decir, si expones a tus hijos las ideas claras, es muy poco probable que haya problemas.

MARÍA LUCÍA MORALES (madre de Modesto Crespo): Considero que, con una buena educación, haciéndole ver lo positivo y lo negativo de dicho acceso, es bueno el poder acceder a internet. En mi generación, no pudimos aprovecharnos de esta ventaja que, bien utilizada, es la herramienta que complementa al estudio diario y hace comprender de forma práctica conceptos que antes solo en el libro o enciclopedia eran asequibles.

 

   Respecto a la educación que has dado a tu hijo, ¿es como quieres que sea o querrías que fuera de otra forma?

MARÍA DEL MAR: Sí. Dentro de lo que tu padre y yo entendemos que es un hijo, te hemos dado una educación bajo nuestro criterio y pienso que has asimilado bien esos valores y los pones en práctica. Y cada día vas aprendiendo más por ti mismo, teniendo en cuenta las bases que te hemos enseñado.

MARÍA EMMA: Los hijos no vienen con un libro de instrucciones y creo que los padres tratamos de educarles de la mejor manera posible, aunque ellos se van moldeando poco a poco. Yo no tengo queja de mi hijo, todo lo contrario. Creo que es bastante serio y maduro para su edad, aunque le falta mucho recorrido y tiene que aprender mucho sobre la vida y cómo comportarse en ciertas circunstancias.

ANA MARÍA: Siempre que piensas que en la educación de tu hijo falta o falla algo es porque tú no lo has hecho todo lo bien que deberías, pero, al final, lo que hay que considerar es que lo importante es educar a personas buenas e intentar seguir ayudándoles a avanzar en la vida.

MARÍA LUCÍA: Considero que, con la situación económica que tengo, he hecho grandes esfuerzos para poder darle la mejor educación. Estoy satisfecha porque, a pesar de estos esfuerzos, mi hijo ha sabido aprovechar la mejor oportunidad que, según nuestro punto de vista, le podíamos dar.

 

   ¿Crees que la personalidad de tu hijo ha sido condicionada por las personas de las que se ha visto rodeada?

MARÍA DEL MAR: Sin duda alguna, sí, porque todo el mundo está influenciado por las personas que le rodean y más en los jóvenes. Normalmente, tú tienes tu propia personalidad, pero puedes cambiar algunos aspectos dependiendo de la gente con la que te relaciones. Por ejemplo, si tienes a tu lado personas estudiosas, responsables, educadas y a las que les importa su futuro, tendrás una personalidad más semejante a eso; pero si, por el contrario, tienes a tu lado personas que no estudian, que consumen drogas y no es que le importe especialmente su futuro, acabarás teniendo rasgos de la personalidad de esas personas.

MARÍA EMMA: Sin duda. Claro que las personas con las que pasas tu día a día influyen en tu formación, educación y personalidad. Por ejemplo, si pasas mucho tiempo con tus abuelos, influyen en tu personalidad y se crea un vínculo muy especial. También una parte muy importante de tu personalidad la definen tus amigos o las personas que te rodean.

ANA MARÍA: La personalidad de todos se ve influenciada por los que nos rodean. Creo que, en el caso concreto de Raquel, no es una persona muy influenciable; tiene bastante claras sus ideas, independientemente de lo que opinen los demás. La mayoría de sus amigos y gente que de verdad sabe cómo es opina lo mismo.

MARÍA LUCÍA: Estoy totalmente de acuerdo. Creo que todas las personas que ha conocido mi hijo han aportado un grano positivo o negativo. Eso sí, considero que el haber estado a su lado apoyándole, rectificándole y aconsejándole también ha sido muy importante para que él pudiera valorar desde otra perspectiva las cosas. Así, he podido ayudarle a forjar esa personalidad que tiene. En definitiva, no solo las personas de fuera condicionan la personalidad de mi hijo, sino que el papel que tiene la familia es imprescindible.

 

   ¿Te preocupa lo que haga tu hijo cuando sale a la calle? ¿Te condiciona eso a la hora de tomar decisiones para dejarle salir?

MARÍA DEL MAR: Me preocupa porque ahora hay mucho loco y desalmado por ahí. Además, hay muchas malas influencias en el terreno de las drogas y delincuencia. Pero esto no me condiciona, porque le hemos informado de las cosas que debe tener en cuenta a la hora de salir e intentar estar al margen de las cosas que puedan traerle problemas. Yo confío en su buen hacer. Y pienso que la calle, como cualquier otro ocio, es para cuando hay tiempo.

MARÍA EMMA: Claro que me preocupa, ¡y mucho! Por eso, me gusta saber con quién queda y a dónde va a ir, aunque ahora, con los móviles, estamos un poco más tranquilos, porque nos mantenemos en contacto. Lo que más me condiciona para dejarle salir es el día y la hora, salvo en alguna ocasión especial.

ANA MARÍA: No me preocupa lo que hace ella cuando sale, porque entiendo que hay que darles libertad y tener confianza en ellos. Lo que sí me preocupa es lo que puedan encontrase fuera. De ahí que, cuando salen por la noche, siempre estés más preocupado que cuando salen por el día y ajustes más los horarios.

MARÍA LUCÍA: Sí, me preocupa lo que haga, pero no por él, que creo que tiene la personalidad suficiente para decir no en las situaciones que él no vea adecuadas. Lo que más me preocupa es la sociedad en la que vivimos, ya que, con la crisis, se están acentuando las conductas agresivas de las personas.

Cuando sale me gusta preguntarle con quién sale, adónde va… Sé que me va a decir la verdad y por eso estoy tranquila cuando sale a la calle.

Sabe que puede contar conmigo y sé que él sabrá desenvolverse bien con todo lo que lleva aprendido en la asignatura más importante, la vida.

 

   ¿Qué debe hacer tu hijo para ganarse tu confianza y mantenerla?

MARÍA DEL MAR: Una de las principales cosas es no mentir nunca, porque, si no, no hay confianza que valga. Hacernos partícipes a los padres de sus cosas, en la medida de lo posible; tratar de obedecer y aceptar los consejos que le damos, que son, sin duda, los más incondicionales y que van a hacer de él una buena persona.

MARÍA EMMA: La sinceridad es imprescindible. Necesito que no me mienta nunca. Siempre quiero saber a dónde va y con quién. Por eso, quiero que me lo diga con sinceridad, porque, si me miente, lo voy a acabar sabiendo y va a ser peor, y será cuando dejaré de confiar en él.

ANA MARÍA: Para mí, el factor más importante para que mi hija se gane mi confianza y la mantenga es ir siempre con la verdad por delante, no mentirme nunca, aunque en algunos casos sea duro. La mentira no lleva a ningún lado.

MARÍA LUCÍA: A lo largo de su vida, le he ido enseñando a distinguir entre lo que está bien y lo que está mal. Sabe perfectamente que puede contar conmigo porque le voy a apoyar y a escuchar en las distintas situaciones que la vida le pueda plantear. Porque los padres no estamos para criticar a los hijos, sino para seguir educándolos. Así él se va ganando mi confianza y, de una manera recíproca, creo que yo la suya. Eso sí, las mentiras conseguirían que perdiera la confianza en él. Tiene que ser valiente y afrontar las decisiones que vaya a tomar. Así confiaré en él y él en mí.

 

UNA REFLEXIÓN DESPUÉS DE HABERLAS ESCUCHADO

 

   DARÍO PADILLA NIETO: Las respuestas de mi madre no han cambiado mi forma de pensar, porque yo siempre pretendo tener mucha comunicación y tengo mucha confianza depositada en ella. Conozco sus puntos de vista y las cosas que debo hacer cuando me meto en internet, cuando salgo a la calle y para mantener su confianza.

   JAVIER PENELAS GAMALLO: La verdad es que no hay nada que me haya sorprendido en las respuestas de mi madre. Ya sé perfectamente lo que tengo que hacer para que esté contenta. Además, creo que me han educado muy bien y sé lo que tengo que hacer en la vida.

   RAQUEL ALONSO PÉREZ: A decir verdad, sabía que mi madre iba a decir eso. Pienso igual que ella, aunque me sorprendió lo que dijo de mi personalidad. No sabía que lo supiera. Soy feliz por la educación que me han dado y me alegra que confíe en mí.

   MODESTO CRESPO MORALES: A través de este cuestionario, he visto aún más que mi madre me apoya y me puede ayudar en los momentos difíciles; además, le agradezco haberme dado la educación que me han dado y haber determinado la personalidad que tengo.

 

5 comentarios

  1. ¡¡Muy buen trabajo, chicos, y enhorabuena a los cuatro!! Podríais hacer una versión con vuestros padres, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s