LO QUE TÚ DIGAS

“Negar las actitudes machistas no hará que desaparezcan”

19/4/2015   Por Ignacio López Hernández

     Entrevistamos a Barbijaputa, activista y bloguera que escribe, sobre todo, sobre asuntos políticos y de género. Aquí tenéis su Twitter (@Barbijaputa) y su blog (barbijaputa.com) por si queréis pasaros.

IGNACIO: ¿Cómo se te ocurrió crear un blog sobre feminismo y hacerlo con ese nombre provocador que representa un tipo de mujer tan poco feminista?

BARBIJAPUTA: El blog, realmente, no lo creé para reivindicar el feminismo, sino para quejarme de todo. Es cierto que hay muchas entradas desde que se creó protestando por el machismo, pero siempre pretendió ser un sitio de desahogo en general.

La Barbie me produce una especie de rechazo-fascinación desde que soy pequeña. Nunca jugué con una, yo era más de fútbol, la verdad, pero he de reconocer que le veía (y le veo) un aire frívolo y cínico que me producía respeto. Cuando creces, empiezas a ver cuánto hay de prototípico en la adoración a una figura como la de la Barbie y cuánta exigencia provoca en las niñas que ese sea el canon a seguir. Mi intención con mi nick y mi avatar siempre fue el de quitarle ese aire de falsa inocencia y bondad a un personaje que me parece sutilmente dañino. Nunca pensé, claro, que ¡un día tendría que estar dando explicaciones en un montón de entrevistas!

I.: ¿Crees que se está avanzado en la igualdad de derechos de los hombres y de las mujeres? Mi padre me ha contado que, hasta no hace muchos años, la mujer necesitaba del permiso de su marido para abrir una cuenta corriente en un banco. Comparado con eso, ahora se está mejor, pero queda aún mucho.

B.: Si hablamos de derechos sociales, estamos todos jodidos. Si hablamos del problema de género, las mujeres estamos aún más jodidas. No estamos consiguiendo nada, es más, con este gobierno vamos hacia atrás.

Si lo comparamos con la España de Franco, obviamente, estamos mejor, pero mejor no es bien. Queda mucho.

I.: ¿Piensas que hay mucha gente que dice que no es machista de boquilla para esconder sus verdaderas inclinaciones?

B.: Hay gente que dice que no es machista porque realmente cree que no es machista. Es decir, no se ha enterado de nada. Yo misma soy machista, tengo actitudes machistas aún. Negarlas no hará que desaparezcan; es más honesto observarse, reconocérselas y trabajarlas.

I.: Dices en tu blog que las mujeres cobran un 16% menos que los hombres. ¿Qué crees que se puede hacer para que una mujer y un hombre cobren igual por el mismo trabajo?

B.: Bueno, no lo digo yo, ¡lo dicen las estadísticas! Yo tampoco tengo la solución a las cosas, pero me parece fundamental invertirlo todo en educación. Con leyes y medidas parches, no se consiguen estas cosas, solo se maquillan cifras.

I.: Soy un joven que está estudiando en 4º de ESO. ¿Crees que podrían hacerse más cosas para que haya más igualdad de mujeres y hombres en los colegios e institutos?

B.: Por ahí es justo por donde debería empezar el gobierno, claro, por la educación.

I.: Hace poco, oí a una mujer decir que había sufrido maltrato y no violencia de género. ¿ Es posible?

B.: Sí, claro. La violencia de género es maltrato. La polémica con el concepto “violencia de género” es que solo se considera como tal cuando es del hombre hacia la mujer y no viceversa, porque se maltrata a la mujer porque es mujer. Debieron llamar a la Ley contra la Violencia de Género, Ley de Violencia Machista y no habría habido tanto problema. Pero bueno, el machismo siempre encuentra la forma de tergiversar a su antojo conceptos y cifras. A lo mejor, tampoco habría servido.

I.: ¿Qué medidas aprobarías si fueras presidenta de gobierno? Por último, te gustaría decir algo que se no te haya preguntado y que pudiera ser de interés para unos chicos y chicas que dentro de poco estaremos en la universidad?

B.: Estas preguntas son de nota, ¿eh? No lo sé, no creo que sea un problema que se solucione con medidas. Es un cambio mucho más profundo, una carrera de fondo.

¿Y que qué os diría? Que me dejáis loca con estas entrevistas y con los correos que me mandan chicos y chicas de la ESO preguntándome cosas y pidiéndome opinión sobre si algo es o no machista. Me parece que eso ya es muchísimo más de lo que hubiera imaginado nunca, la verdad. Significa que hay conciencia del problema y voluntad de solucionarlo.

“Con la política actual, solo se ha conseguido que aumente la desigualdad”

 

5/4/2015   Por Ignacio López Hernández

   Entrevistamos a Ana Martín García, economista y profesora jubilada, que, actualmente, forma parte del Consejo Ciudadano de Madrid de Podemos. Le preguntamos sobre el momento que vive su partido, su proyecto político y la situación económica y social de España.

 

IGNACIO: ¿Cómo puedes explicarnos de forma breve cuál es el proyecto de Podemos para España?

ANA: Podemos es una herramienta para mejorar económica, social y políticamente a la ciudadanía.

Con esta herramienta, pretendemos hacer cosas muy básicas y urgentes, de las que te daré una muestra para que tengáis una visión de por qué caminos estamos trabajando en los programas que ahora se están preparando. Preguntaremos a los ciudadanos en nuestras asambleas para que nos digan qué es lo que necesitan y serán los ciudadanos los que decidirán las propuestas que Podemos debe defender. Algunas de ellas son:

  • Paralización de los planes de privatización de la administración pública y creación de un plan de recuperación de servicios externalizados.
  • Garantía del suministro energético (electricidad, agua y gas) a los hogares con rentas más bajas. Se basa en la defensa y garantía de que los servicios esenciales nunca puedan ser motivo de corte y que haya un sistema público de precio social.
  • Garantía de la atención sanitaria universal para todas las personas.
  • Garantía de un subsidio vinculado a la carencia de empleo para todas las personas.
  • Paralización de desalojos y moratoria de desahucios para las primeras viviendas.

 

I.: ¿De dónde crees que nacen estas ideas en la ciudadanía? ¿Son el descontento y la monotonía política las principales causas?

A.: Ya en 2011, en mayo, cuando surge el movimiento social 15M, se empieza a expresar la indignación por las políticas adoptadas por el gobierno. Más tarde, se demostró que esa indignación era lógica, ya que se rescataba a bancos con dinero público mientras se echaba de sus casas a ciudadanos y se permitían otros desmanes como los recortes sociales que todos hemos sufrido.

En 2014, surge la herramienta Podemos para pasar de la protesta a la acción y las elecciones europeas nos dijeron que la ciudadanía nos estaba esperando porque ya no podía más.

Solamente con los cinco eurodiputados que obtuvo en las elecciones europeas de 2014, Podemos consiguió mover ficha en todos los partidos, provocando una renovación de sus líderes y revolviendo el escenario. Incluso, haciendo que surgieran otros partidos que estaban casi en el anonimato y que son la renovación de facto de otros partidos.

 

I.: ¿Creías que Podemos obtendría el 14,85% de votos en las últimas elecciones autonómicas en Andalucía?

A.: Al principio, las encuestas daban 15% y estábamos tan contentos con esa cifra. Luego, empezaron a subir desorbitadamente hasta un veintitantos por ciento y creíamos que se podía dar una gran sorpresa. No fue así, pero se ha sacado lo esperado desde el principio. Creo que, a veces, engordan las encuestas con fines no muy claros (meter miedo, desilusionar a los que se esperanzan, etc.)

Sabíamos que Andalucía era una de las comunidades en las que sería muy difícil llegar hasta una parte de la población importante que subsiste desde hace muchos años con el PER. A esa población le aterra cualquier cambio (el Partido Socialista gobierna en Andalucía desde hace 36 años), ya que no se fía que otros puedan mantener el PER.

 

I.: ¿Cómo crees que se difunde la ideología de Podemos entre los adolescentes?

A.: Son de sentido común, no hace falta ninguna técnica ni estrategia especial, sino contar lo sucedido (rescates a bancos, austeridad, bajada de sueldos), por lo que se indignarán; mostrar el diagnóstico actual (lo están sufriendo ellos, sus familiares o amigos); y convencer de las propuestas. Son, como digo, de sentido común. Los jóvenes entienden perfectamente que hasta ahora se están socializando las pérdidas a nivel general y privatizado los beneficios y todo a costa de dinero público, es decir, del dinero que pagamos todos con nuestros impuestos.

 

I.: Dejando a un lado la política, ¿cómo ves la economía en España?

A.: Todavía quedan muchas cosas por hacer para terminar con la crisis. Nos dicen que esto está mejorando mucho, pero creo que son anuncios preelectorales. Aunque crezca algo, no se reparte riqueza ni baja el paro.

 

I.: ¿Crees que esta crisis en la que estamos “terminará” pronto?

A.: Con las políticas de austeridad, no terminará esto nunca. Necesitamos aumentar la demanda para hacer crecer la economía (es lo que está haciendo actualmente EEUU), pero la Troika parece que tiene otros planes, aunque se ha demostrado que, con más de lo mismo, solo hemos conseguido que las desigualdades aumenten y que cada vez sea más reducido el número de personas que acumula el porcentaje más grande de la riqueza de nuestro país.

 

I.: ¿Cómo podría acabarse con tanto paro en casi todos los ámbitos de trabajo?

A.: Creo que va a tardar muchos años en bajar la cifra de paro en España, pero, si conseguimos imponer un nuevo modelo productivo que conjugue crecimiento económico, sostenibilidad medioambiental y cohesión social, estaríamos luchando contra el paro de manera eficaz y mirando al futuro.

Tendrá que ponerse en marcha una recuperación de todos los recortes hechos en estos últimos años: en la educación, disminuyendo el ratio de alumnos por profesor; en sanidad, con más médicos, para que sea una sanidad como la que hemos perdido; con más trabajadores dedicados a la ayuda a la dependencia, etc. En estos ámbitos laborales se han destruido un buen número de puestos de trabajo.

Mientras no se logre, habrá que garantizar un subsidio vinculado a la carencia de empleo.

 

MI PADRE TAMBIÉN

 

29/3/2015   Por Raquel Alonso Pérez, Modesto Crespo Morales, Darío Padilla Nieto y Javier Penelas Gamallo 

 

   Al igual que planteamos estas preguntas a nuestras madres, pensamos en hacer lo mismo también con nuestros padres. Ya lo dijimos en la anterior entrega: os invitamos a hacérselas a ellos para ver la diferencia de opiniones entre lo que piensan unos y otras.

 

   ¿Crees que es bueno o malo que tu hijo tenga acceso pleno a internet?

RAFAEL PADILLA (padre de DARÍO PADILLA): Me parece bueno. Creo que tiene bastante clara la información que puede obtener y la que no y tengo confianza en que sabrá hacer un buen uso de ella.

JAVIER PENELAS (padre de JAVIER PENELAS): Internet es una herramienta magnífica, por lo tanto, creo que es bueno que tenga acceso pleno a ella. No obstante, debería saber todo lo bueno y lo malo que tiene. Con la información que le llega, debería ser suficiente para separar lo bueno de lo malo y saber lo que tiene que hacer cuando se mete en internet.

LUIS JAVIER ALONSO (padre de RAQUEL ALONSO): El acceso a internet me parece bueno si quieres sacar información y malo en ciertas páginas de adultos, violencia, etc. Estas páginas deberían estar bloqueadas.

MODESTO CRESPO (padre de MODESTO CRESPO): Yo creo que el acceso pleno a internet ni es bueno ni es malo, pero, eso sí, las precauciones en su uso dependen tanto de los hijos como de los padres.

 

   Respecto a la educación que has dado a tu hijo, ¿es como quieres que sea o querrías que fuera de otra forma?

RAFAEL PADILLA: Siempre se puede hacer mejor. No obstante, he puesto todo mi empeño para que reciba una buena educación y estoy muy satisfecho con el resultado.

JAVIER PENELAS: En general, me gusta cómo es mi hijo, aunque me gustaría que me hiciera más caso cuando le pido que se esfuerce en los estudios. Siempre le pido que dedique más o menos el mismo tiempo al estudio que al ocio.

LUIS JAVIER ALONSO: Creo que ha sido como querría que fuera, pero uno nuca está satisfecho porque piensa que le podría haber dado más.

MODESTO CRESPO: Estoy conforme con la educación que le he dado y creo que él la está aprovechando.

 

   ¿Crees que la personalidad de tu hijo ha sido condicionada por las personas de las que se ha visto rodeada?

RAFAEL PADILLA: Sin ninguna duda, pero con los consejos y sugerencias que le he dado a través de muchas horas de diálogo, ha sabido rodearse de personas que han aportado a su vida cosas positivas y el resultado no ha podido ser mejor.

JAVIER PENELAS: Creo que todos tenemos influencias en nuestra personalidad debido a las personas que nos han rodado. Por supuesto, mi hijo también se ha visto influenciado.

LUIS JAVIER ALONSO: Sí, siempre estamos influenciados por los que nos rodean, pero mi hija tiene una personalidad propia.

MODESTO CRESPO: Por supuesto; las personas que ha conocido mi hijo a lo largo de su vida han sido condicionante de la personalidad que tiene actualmente.

 

   ¿Te preocupa lo que haga tu hijo cuando sale a la calle? ¿Te condiciona esto a la hora de tomar decisiones para dejarle salir?

RAFAEL PADILLA: Muchísimo. También hemos hablado largo y tendido sobre cómo divertirse haciendo las cosas propias de su edad y sin causar daños a nadie. Como creo que sus amigos, a los que conozco, son buenas personas, también tengo la certeza de que sabrá comportarse correctamente.

Me condiciona más por lo que puedan hacer otras personas que por lo que haga él, porque, con su comportamiento, se ha ganado mi confianza.

JAVIER PENELAS: Me preocupa cuando sale a la calle por los peligros que hay en ella, pero no dejo eso me condicione, porque tiene que aprender por él mismo a resolver esos peligros.

LUIS JAVIER ALONSO: No, porque creo que es una chica muy responsable. Pero sí me condiciona dejarla salir a ciertas horas por la gente que pueda haber.

MODESTO CRESPO: No estoy preocupado por lo que haga fuera; por lo tanto, no me condiciona para dejarle salir.

 

   ¿Qué debe hacer tu hijo para ganarse tu confianza y mantenerla?

RAFAEL PADILLA: Desde siempre, ha tenido mi confianza. Tengo la enorme suerte de vivir casi las 24 horas del día con él desde hace muchos años y sé perfectamente cómo es: respetuoso, cariñoso, cumplidor con sus obligaciones, amigo de sus amigos, bromista y muy sensible. No puedo pedir más, sería injusto. Lo importante es que no cambie y siga evolucionando en esa dirección y tendrá mi confianza hasta la muerte.

JAVIER PENELAS: Mi hijo tiene ganada mi confianza. De momento, no me ha traicionado, así que mantener esa confianza es relativamente sencillo. Solo tiene que seguir siendo él mismo. Me gustan la mayoría de las ideas que manifiesta y, mientras no cambie, yo no dejaré de confiar en él.

LUIS JAVIER ALONSO: Sí que tengo confianza en ella, porque es una chica muy responsable. La perdería si me mintiera.

MODESTO CRESPO: De momento, por los actos que ha hecho, tiene mi confianza. Perdería la confianza en él en el momento que hiciese algo incorrecto o indebido.

 

DESPUÉS DE HABERLOS ESCUCHADO

DARÍO PADILLA NIETO: Paso mucho tiempo con mi padre y hablamos mucho durante el día, porque le gusta mucho dialogar conmigo sobre temas de la vida y explicarme sus experiencias, que son muchas. Por eso, sé lo que piensa sobre estos temas, pero, aún así, me ha venido bien hacerle estas preguntas para saberlo con más certeza. En general, no me han sorprendido sus respuestas.

JAVIER PENELAS GAMALLO: Aunque las respuestas de mi padre, en cierto modo, me han sorprendido, tengo que decir que sí tenía una opinión bastante acertada de lo que pensaba sobre mí.

RAQUEL ALONSO PÉREZ: Mi padre me quiere, pero sé que no tiene ni idea de mi vida diaria, por ello, me ha llamado la atención alguna de sus respuestas. A pesar de todo, me parecen bien sus contestaciones.

MODESTO CRESPO MORALES: Con estas preguntas, he podido ver que mi padre me apoya, aunque no tenemos mucho contacto. Las respuestas que ha dado me han sorprendido hasta cierto punto, ya que no sabía lo que opinaba sobre las preguntas que le hice. Me alegro de habérselas hecho.

“Hay que educar en valores para hacer de los niños buenas personas”

 

28/3/2015   Por Luis Carlos Esteban Guerrero e Irene García Mateo

   Entrevistamos a Laura, pedagoga y bibliotecaria del Colegio Balmes. Durante esta entrevista la preguntaremos sobre su experiencia, sus puntos de vista y por sus gustos y aficiones.

 

Alumnos: ¿Qué te llevó a estudiar para ser bibliotecaria?

Laura: Yo soy pedagoga y me gusta mucho la lectura y leer toda clase de libros. Creo que es muy importante fomentar la lectura en los alumnos para estimular su creatividad y sus ganas de aprender mediante la lectura e invención de cosas nuevas.

A: ¿Y por qué estudiaste Pedagogía?

L: Yo, lógicamente, como todos vosotros, he tenido una educación básica en la que mi referencia era una profesora que tuve durante todos mis cursos de EGB que se llamaba Enriqueta. Para mí, era mi segunda madre dentro del colegio y fomentó mis ganas de estudiar, tanto, que yo quería llegar a ser como ella algún día.

A: Y, como pedagoga, ¿qué valores te gustaría inculcar?

L: Bueno, yo fomentaría los valores que actualmente están un poco más escondidos, como son la solidaridad, el saber compartir, ser buena persona. Yo, personalmente, lo que haría sería educar en valores mediante experiencias que nos contásemos entre los alumnos y yo, lo que ocurre en su día a día o mediante ejercicios prácticos. Fomentaría esa clase de valores porque son muy importantes para que, en un futuro, lleguen a ser buenas personas.

A: ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

L: Pues estar rodeada de alumnos, que me cuenten sus experiencias, ver su creatividad, ver cómo, poco a poco, la lectura se va haciendo un hábito y que, a través de los resúmenes que ellos me traen, se vean los avances que van generando.

A: ¿Cómo es el día a día en la biblioteca?

L: Pues muy interesante, puesto que me lo paso muy bien tanto como vosotros, que sois los mayores, como con los niños más pequeños. Me transmitís muchos valores y estoy encantada de estar aquí.

A: ¿Te parece un trabajo interesante o te gustaría dedicarte a otra cosa?

L: Me parece un trabajo muy interesante. De hecho, es la primera vez que estoy trabajando en una biblioteca. He trabajado siempre en el ámbito educativo, pero nunca en la biblioteca y, como me gustan la lectura y las novelas, me encanta fomentar la creatividad de los alumnos con la lectura. Es un trabajo interesante al que animo a sumarse a otras personas.

A: ¿Cuáles son tus aficiones?

L: Entre mis aficiones están escribir poesía, la música y estar con mi gente. Además, actualmente, estoy escribiendo una novela, que no sé si en un futuro podré publicar o no, pero ahí está.

A: ¿Nos podrías decir el título de la novela y de qué trata?

L: Hay varios proyectos, pero uno de ellos es El vuelo de las mariposas. Os voy a contar de qué trata un poco a grosso modo. Es una novela romántica, aunque no se basa en puro romanticismo. Trata de una pareja que está esperando un niño y, justo en el momento del parto, ocurre una situación un poco desagradable que, finalmente acaba bien. El marido, mientras está esperando en la sala, se encuentra con una persona que, a medida que va avanzando la novela, se convierte en el reflejo de todo el libro, porque puede que sea una persona imaginaria o puede ser un producto de su imaginación, como un ángel de la guarda.

A: ¿Qué opinas que algunas personas suelan meterse con otras que pasan mucho tiempo en la biblioteca?

L: No me parece una buen comportamiento por parte de esas persona, ya que, como he mencionado anteriormente, hay que fomentar los valores, el respeto mutuo, el compañerismo. Si una persona decide venir a la biblioteca porque le gusta aumentar sus conocimientos o porque le guste estar rodeado de libros para leer, lo veo bien y nadie tiene que meterse con esa persona porque, a lo mejor, a la persona que no va a la biblioteca le gusta el fútbol, por ejemplo, y la que se queda en la biblioteca no le discrimina. Hay que tener empatía y saber tolerarse unos a otros.

A: Por tu experiencia, ¿qué consejos nos das a los alumnos de 4º para el día de mañana?

L: Aunque os parezca utópico, tenéis que estudiar, aunque sé que lo hacéis. El día de mañana agradeceréis haber estudiado, haberos formado, haber tenido un diploma y tener unos conocimientos que os van a servir en un futuro para poder continuar con los estudios y, por tanto, conseguir un trabajo estable, bueno y en el que estéis a gusto y motivados.

A: Muchas gracias, Laura, por responder a nuestras preguntas.

OTRA VEZ LA PENA DE MUERTE

 

27/3/2015   Por Raquel Garrido del Prado

  

  El debate sobre la pena de muerte es un tema que no pierde actualidad. Hemos salido a la calle a peguntar qué piensa la gente sobre este asunto.

 


 

ANTONIO, 46 AÑOS, DISEÑADOR DE COCINAS (Madrid). FAVORABLE A LA PENA DE MUERTE

 

RAQUEL: ¿Estás a favor de la pena de muerte?

ANTONIO: Sí, estoy a favor de la pena de muerte en determinados casos, es decir, cuando hay pruebas claras o evidentes de que uno es culpable de un asesinato o una violación; esa persona, ya que ha privado de la vida o a disfrutar de la misma a inocentes, no tiene derecho a vivir. En casos claros en los que se demuestre que esa persona es culpable, sí estoy a favor de la pena de muerte. ¿Que habrá gente y parte de la sociedad que no esté a favor de la pena de muerte porque consideren que eso es una aberración? Sí, pero cuidado, porque hasta esa gente que está en contra de la pena de muerte es probable que esté a favor de la pena de muerte si es su hija a la que han matado o a la que han violado. Vivimos en una sociedad que es un tanto surrealista e hipócrita, en la que se ve mal matar a alguien por un delito, pero, si violan o matan a tu hija, seguro que ahí sí se estaría a favor. Mientras que no te toque, se está en contra, y eso es hipocresía.

La única condición es que tiene que estar claro que esa persona es culpable de ese delito, porque, ante la duda, más vale un culpable en la calle que un inocente en la cárcel o ejecutado; ese es un problema al que nos tendríamos que enfrentar. Este es uno de los motivos por los que estaría en contra.

R.: Hay gente que está en contra de la pena de muerte porque piensa que no es justo que la familia del delincuente sufra cuando no tiene la culpa de nada. ¿Qué piensas?

A.: Eso me parece una tontería, porque no puedes privar de la vida a alguien, no puedes pegar una paliza, no puedes violar y que ese delito quede impune, que se tengan veinte, veinticinco años de cárcel de condena y no se cumplan porque, a los quince años, quedes en libertad después de que haber estado gozando, además, de permisos penitenciarios.

R.: Y sobre la tortura, ¿qué piensas?

A.: No estoy a favor de la tortura, no creo que el sufrimiento de una persona torturada compense el dolor de los familiares de la víctima. No creo que, porque me digan que una persona ha sufrido hasta su muerte, compense que me haya quitado a una de mis hijas. Me compensaría que a esa persona que ha cometido un delito se la detenga, se demuestre que ha sido ella y se le aplique la pena de muerte. A mí me da igual cómo le hayan matado, lo que querría es que esa persona no siga disfrutando de la vida.

R.: ¿Te sentirías mejor sabiendo que ese delincuente ha sido ejecutado?

A.: Creo que no. Si a mí me toca en primera persona sufrir el dolor causado por esa persona, el hecho de que le hayan ejecutado no aliviaría mi dolor, aunque es cierto que me encontraría más satisfecho que sabiendo que está en la cárcel viviendo de lo que pago yo como contribuyente.

R.: ¿Y si fuese alguien cercano a ti quien comete el delito?

A.: Pienso que cada uno debe ser consciente de sus actos. Así que, si estoy a favor de la pena de muerte cuando me afecta a mí, también lo tendré que estar cuando alguien cercano comete un delito, porque también habrá otra familia que esté sufriendo un dolor por lo que ha hecho esa persona.

 


ROSA, 43 AÑOS, ENFERMERA (Madrid). CONTRARIA A LA PENA DE MUERTE

 

RAQUEL: ¿Estás a favor de la pena de muerte?

ROSA: No estoy a favor en esta época, porque es una solución muy sencilla aplicar una inyección letal. La ejecución de una persona nunca va a cubrir el sufrimiento de su víctima y de las personas que la rodean.

RAQUEL: ¿Qué tipo de castigo pondrías?

ROSA: A una persona cuyos delitos estén yo le pondría una cadena perpetua y, tal vez, un aislamiento. Creo que, psicológicamente, sería mayor el castigo para la persona condenada, puesto que verse solo y privado de todo afecta mucho más que el hecho de saber que se va a tener una muerte tranquila y sin dolor.

R.: ¿Utilizarías algún tipo de tortura?

No utilizaría una tortura física, pero sí aplicaría una tortura psicológica, como privarle de vivir en sociedad y obligándole a vivir en soledad.

R.: ¿Cómo crees que se sentiría el entorno de la víctima con esta medida? Evidentemente, con cualquier tipo de medida se seguiría sintiendo mal, porque no hay consuelo y cualquier opción sería insuficiente.

 


OTRAS OPINIONES

Sonia, 20 años. Estudiante universitaria (Madrid): “En mi opinión, la pena de muerte implica violar los derechos humanos de los condenados. Creo que la pena de muerte no está justificada por ningún motivo y pienso que deberían existir condenas de cárcel más duras; está claro que hace falta una reforma razonable del sistema legislativo y, además, creo que es la educación que se da la responsable de que tengamos menos delincuencia, ya que hay que educar a los niños para no castigar a los hombres, como decía Pitágoras”.

Carlos, 27 años (Madrid): “En casos extremos y graves, sí estoy a favor de la pena de muerte porque el delincuente se merece vivir el mismo sufrimiento que ha causado. Por otra parte, estoy en desacuerdo con los beneficios que tienen los presos en las cárceles y con el dinero que cuesta al estado mantener a los condenados. En conclusión, defiendo la pena de muerte siempre y cuando se tenga la certeza de la culpabilidad del individuo, porque evita gastos al país y ejecuta a un delincuente”.

Lorena, 22 años. Profesora de Educación infantil (Madrid) “Estoy en contra de la pena de muerte, porque creo que nadie debe tener el poder de decidir sobre la vida de los demás y porque pienso que la sociedad debe realizar actos ejemplares que no se pongan a la altura del delincuente. No creo que el hecho de eliminar la pena de muerte suponga incrementar la delincuencia”.

Cristian, 19 años. Estudiante de Medicina (Madrid): “Yo creo que la pena de muerte debería ser abolida en todos los países del mundo porque el derecho a la vida debe prevalecer sobre cualquier otro, aunque un delincuente no haya respetado esto. Este tipo de condenas es denigrante para la dignidad humana y para el respeto de los derechos humanos. Además, existe la posibilidad de cometer un error y ejecutar a un inocente. Por otra parte, creo que cualquier persona tiene derecho a una segunda oportunidad”.

Fuente: Elaboración propia

Fuente: Elaboración propia

“Siempre quise meter a los malos en la cárcel”

 

24/3/2015   Por Lucía Fernández Cáceres

 

   Entrevistamos a José Ramón García García, abogado, para conocer algo más del día a día de en su profesión y en su vida personal.

 

LUCÍA: ¿Dónde estudiaste la carrera?

JOSÉ RAMÓN: En la Universidad Pontificia de Salamanca.

L: ¿En qué año te licenciaste?

En 1981.

L: ¿Desde el principio quisiste ser abogado o pensaste en hacer oposiciones?

J.R.: No, desde niño quise ser abogado porque un hermano de mi madre lo era y quería seguir su camino.

L: ¿En qué te especializaste? ¿Por qué?

J.R.: En derecho penal, ya que estoy a favor de la justicia y quise meter a los malos en la cárcel

L: ¿Cuál ha sido el caso que más te ha llamado la atención o que más te ha marcado?

J.R.: En el año 1986, estando en el turno de oficio, me designaron uno de ETA y eso me impactó mucho, ya que tenía que defender a una persona con la que mis principios no cuadraban, así que renuncie al turno de oficio y, desde entonces, dentro del derecho penal, me especialice en las estafas.

L: ¿No has pensado nunca en abrir un gran bufete de abogados?

J.R.: No, ya que en un gran despacho es imposible llevar el control de todos los casos y yo quiero tener el control sobre los casos.

L: Pero tengo entendido que trabajas para un banco

J.R.: Sí. Trabajo con el Banco Santander Central Hispano, llevando todas las estafas a nivel nacional y lo que tengo son colaboraciones con abogados en todas las provincias, que son los que me pasan los juicios. Yo tengo centralizados todos los casos y, cuando no puedo ir o asistir al juicio, va uno de mis colaboradores.

L: ¿Tu trabajo te deja tiempo para realizar una vida social normal?

J.R.: Sí. Bueno, intento compaginarlo. Estoy en el despacho desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche como pronto. Luego, cuando llego a casa, intento pasar tiempo con mi familia, aunque hay días en los que me resulta un poco complicado.

L: Cambiando de tema, ¿qué aficiones tienes?

J.R.: Los toros.

L: ¿Y de quién eres seguidor dentro del mundo de los toros?

J.R.: Del gran José Tomas.

L: Muchas gracias por tu tiempo, José Ramón. Ha sido un placer saber un poco mas de ti y de la vida que lleva un abogado.

LA CRUDA SINCERIDAD DE MI MADRE

 

21/3/2015   Por Raquel Alonso Pérez, Modesto Crespo Morales, Darío Padilla Nieto y Javier Penelas Gamallo

   Hemos planteado estas preguntas a nuestras madres para saber su opinión sobre temas propios de la adolescencia, porque nos interesan mucho a nosotros y creemos que pueden interesar a todos los hijos. Proponemos que todos planteéis estas mismas preguntas, porque siempre viene bien saber la opinión de una madre.

   Ellas no tuvieron ningún problema en respondernos y parece que lo hicieron con total sinceridad. Creemos que el resultado es bastante bueno. ¡Comprobadlo vosotros mismos! Puede que comprendáis muchas de las preocupaciones de vuestras madres y su manera de ver las cosas.

 

   ¿Crees que es bueno o malo que tu hijo tenga acceso pleno y libre a internet?

MARÍA DEL MAR NIETO (madre de Darío Padilla): Yo pienso que, en cierta medida, es malo hasta que tu hijo tenga una determinada edad o la madurez para comprender las cosas que tiene que hacer y las que no. Porque les puede aparecer una página que no deban ver o que no entiendan porque no se las hayan explicado en el colegio o sus padres, donde corresponda. Yo pienso que, si necesitan usar internet para cualquier actividad, debe ser bajo la supervisión de los padres hasta una cierta edad.

MARÍA EMMA GAMALLO (madre de Javier Penelas): No debería ser malo porque, a través de internet, tienen mucha información, como una ventana hacia el resto del mundo. Pero a esas edades la curiosidad y la falta de coherencia puede llevarles a páginas cuya información es dudosa o perjudicial. Pero creo que el uso de Internet con “cabeza” no tendría por qué ser malo en general. A partir de cierta edad, creo ya no habría problema con el uso de internet.

ANA MARÍA PÉREZ (madre de Raquel Alonso): Lo ideal sería que a algunas páginas no se pudiera tener acceso, pero como esto es muy complicado, creo que lo mejor es concienciar a los hijos de los peligros que tiene internet, es decir, si expones a tus hijos las ideas claras, es muy poco probable que haya problemas.

MARÍA LUCÍA MORALES (madre de Modesto Crespo): Considero que, con una buena educación, haciéndole ver lo positivo y lo negativo de dicho acceso, es bueno el poder acceder a internet. En mi generación, no pudimos aprovecharnos de esta ventaja que, bien utilizada, es la herramienta que complementa al estudio diario y hace comprender de forma práctica conceptos que antes solo en el libro o enciclopedia eran asequibles.

 

   Respecto a la educación que has dado a tu hijo, ¿es como quieres que sea o querrías que fuera de otra forma?

MARÍA DEL MAR: Sí. Dentro de lo que tu padre y yo entendemos que es un hijo, te hemos dado una educación bajo nuestro criterio y pienso que has asimilado bien esos valores y los pones en práctica. Y cada día vas aprendiendo más por ti mismo, teniendo en cuenta las bases que te hemos enseñado.

MARÍA EMMA: Los hijos no vienen con un libro de instrucciones y creo que los padres tratamos de educarles de la mejor manera posible, aunque ellos se van moldeando poco a poco. Yo no tengo queja de mi hijo, todo lo contrario. Creo que es bastante serio y maduro para su edad, aunque le falta mucho recorrido y tiene que aprender mucho sobre la vida y cómo comportarse en ciertas circunstancias.

ANA MARÍA: Siempre que piensas que en la educación de tu hijo falta o falla algo es porque tú no lo has hecho todo lo bien que deberías, pero, al final, lo que hay que considerar es que lo importante es educar a personas buenas e intentar seguir ayudándoles a avanzar en la vida.

MARÍA LUCÍA: Considero que, con la situación económica que tengo, he hecho grandes esfuerzos para poder darle la mejor educación. Estoy satisfecha porque, a pesar de estos esfuerzos, mi hijo ha sabido aprovechar la mejor oportunidad que, según nuestro punto de vista, le podíamos dar.

 

   ¿Crees que la personalidad de tu hijo ha sido condicionada por las personas de las que se ha visto rodeada?

MARÍA DEL MAR: Sin duda alguna, sí, porque todo el mundo está influenciado por las personas que le rodean y más en los jóvenes. Normalmente, tú tienes tu propia personalidad, pero puedes cambiar algunos aspectos dependiendo de la gente con la que te relaciones. Por ejemplo, si tienes a tu lado personas estudiosas, responsables, educadas y a las que les importa su futuro, tendrás una personalidad más semejante a eso; pero si, por el contrario, tienes a tu lado personas que no estudian, que consumen drogas y no es que le importe especialmente su futuro, acabarás teniendo rasgos de la personalidad de esas personas.

MARÍA EMMA: Sin duda. Claro que las personas con las que pasas tu día a día influyen en tu formación, educación y personalidad. Por ejemplo, si pasas mucho tiempo con tus abuelos, influyen en tu personalidad y se crea un vínculo muy especial. También una parte muy importante de tu personalidad la definen tus amigos o las personas que te rodean.

ANA MARÍA: La personalidad de todos se ve influenciada por los que nos rodean. Creo que, en el caso concreto de Raquel, no es una persona muy influenciable; tiene bastante claras sus ideas, independientemente de lo que opinen los demás. La mayoría de sus amigos y gente que de verdad sabe cómo es opina lo mismo.

MARÍA LUCÍA: Estoy totalmente de acuerdo. Creo que todas las personas que ha conocido mi hijo han aportado un grano positivo o negativo. Eso sí, considero que el haber estado a su lado apoyándole, rectificándole y aconsejándole también ha sido muy importante para que él pudiera valorar desde otra perspectiva las cosas. Así, he podido ayudarle a forjar esa personalidad que tiene. En definitiva, no solo las personas de fuera condicionan la personalidad de mi hijo, sino que el papel que tiene la familia es imprescindible.

 

   ¿Te preocupa lo que haga tu hijo cuando sale a la calle? ¿Te condiciona eso a la hora de tomar decisiones para dejarle salir?

MARÍA DEL MAR: Me preocupa porque ahora hay mucho loco y desalmado por ahí. Además, hay muchas malas influencias en el terreno de las drogas y delincuencia. Pero esto no me condiciona, porque le hemos informado de las cosas que debe tener en cuenta a la hora de salir e intentar estar al margen de las cosas que puedan traerle problemas. Yo confío en su buen hacer. Y pienso que la calle, como cualquier otro ocio, es para cuando hay tiempo.

MARÍA EMMA: Claro que me preocupa, ¡y mucho! Por eso, me gusta saber con quién queda y a dónde va a ir, aunque ahora, con los móviles, estamos un poco más tranquilos, porque nos mantenemos en contacto. Lo que más me condiciona para dejarle salir es el día y la hora, salvo en alguna ocasión especial.

ANA MARÍA: No me preocupa lo que hace ella cuando sale, porque entiendo que hay que darles libertad y tener confianza en ellos. Lo que sí me preocupa es lo que puedan encontrase fuera. De ahí que, cuando salen por la noche, siempre estés más preocupado que cuando salen por el día y ajustes más los horarios.

MARÍA LUCÍA: Sí, me preocupa lo que haga, pero no por él, que creo que tiene la personalidad suficiente para decir no en las situaciones que él no vea adecuadas. Lo que más me preocupa es la sociedad en la que vivimos, ya que, con la crisis, se están acentuando las conductas agresivas de las personas.

Cuando sale me gusta preguntarle con quién sale, adónde va… Sé que me va a decir la verdad y por eso estoy tranquila cuando sale a la calle.

Sabe que puede contar conmigo y sé que él sabrá desenvolverse bien con todo lo que lleva aprendido en la asignatura más importante, la vida.

 

   ¿Qué debe hacer tu hijo para ganarse tu confianza y mantenerla?

MARÍA DEL MAR: Una de las principales cosas es no mentir nunca, porque, si no, no hay confianza que valga. Hacernos partícipes a los padres de sus cosas, en la medida de lo posible; tratar de obedecer y aceptar los consejos que le damos, que son, sin duda, los más incondicionales y que van a hacer de él una buena persona.

MARÍA EMMA: La sinceridad es imprescindible. Necesito que no me mienta nunca. Siempre quiero saber a dónde va y con quién. Por eso, quiero que me lo diga con sinceridad, porque, si me miente, lo voy a acabar sabiendo y va a ser peor, y será cuando dejaré de confiar en él.

ANA MARÍA: Para mí, el factor más importante para que mi hija se gane mi confianza y la mantenga es ir siempre con la verdad por delante, no mentirme nunca, aunque en algunos casos sea duro. La mentira no lleva a ningún lado.

MARÍA LUCÍA: A lo largo de su vida, le he ido enseñando a distinguir entre lo que está bien y lo que está mal. Sabe perfectamente que puede contar conmigo porque le voy a apoyar y a escuchar en las distintas situaciones que la vida le pueda plantear. Porque los padres no estamos para criticar a los hijos, sino para seguir educándolos. Así él se va ganando mi confianza y, de una manera recíproca, creo que yo la suya. Eso sí, las mentiras conseguirían que perdiera la confianza en él. Tiene que ser valiente y afrontar las decisiones que vaya a tomar. Así confiaré en él y él en mí.

 

UNA REFLEXIÓN DESPUÉS DE HABERLAS ESCUCHADO

 

   DARÍO PADILLA NIETO: Las respuestas de mi madre no han cambiado mi forma de pensar, porque yo siempre pretendo tener mucha comunicación y tengo mucha confianza depositada en ella. Conozco sus puntos de vista y las cosas que debo hacer cuando me meto en internet, cuando salgo a la calle y para mantener su confianza.

   JAVIER PENELAS GAMALLO: La verdad es que no hay nada que me haya sorprendido en las respuestas de mi madre. Ya sé perfectamente lo que tengo que hacer para que esté contenta. Además, creo que me han educado muy bien y sé lo que tengo que hacer en la vida.

   RAQUEL ALONSO PÉREZ: A decir verdad, sabía que mi madre iba a decir eso. Pienso igual que ella, aunque me sorprendió lo que dijo de mi personalidad. No sabía que lo supiera. Soy feliz por la educación que me han dado y me alegra que confíe en mí.

   MODESTO CRESPO MORALES: A través de este cuestionario, he visto aún más que mi madre me apoya y me puede ayudar en los momentos difíciles; además, le agradezco haberme dado la educación que me han dado y haber determinado la personalidad que tengo.

 

“La extensión de los derechos sociales significó el mayor movimiento democrático del mundo”

Entrevistamos a Pablo Iglesias, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid y cabeza de lista de la coalición PODEMOS en las elecciones europeas. Además, es presentador de los programas de televisión La tuerka y Fort Apache.

 

23/5/2014   Por Alumn@

ALUMN@: ¿Por qué ha decidido encabezar un nuevo partido político?

PABLO: Fue una decisión colectiva. Tuvimos unas primarias abiertas, ciudadanas, en las que podía participar todo el mundo y yo consideré que podía ser útil si la gente me elegía, que había tenido una exposición mediática tan alta que hacía que me conociera mucha gente y que eso podía servir para abrir espacios por abajo y que podía ser útil como candidato. Me presenté a las primarias y la gente me votó por eso.

A: Desde Podemos, ¿qué medidas se están proponiendo para acabar con la crisis y, sobre todo, con el bipartidismo?

P: Lo primero, una auditoría pública de la deuda. No puede ser que la deuda de los bancos la estén pagando las familias. Esto es como si tú estás toando un café en una terraza y te traen la cuenta, después, de una gente que lleva tomando gin-tonics toda la tarde. Pues eso es lo que ha pasado con el rescate con dinero público a los bancos.

En segundo lugar, una reforma fiscal para que paguen impuestos las grandes fortunas. Los técnicos de hacienda dicen que el fraude fiscal en España equivale al 23% del Producto Interior Bruto (PIB) y somos, además uno de los países de la Unión Europea con menor presión fiscal sobre las grandes fortunas. Sería tan sencillo como hacer una reforma fiscal para que paguen los ricos.

Hay que prohibir las puertas giratorias, esas puertas giratorias que comunican los consejos de gobierno de comunidades autónomas y los consejos de ministros con consejos de administración de grandes empresas. Al final, Felipe González cobra de Gas Natural y José María Aznar cobra de Endesa, igual que Elena Salgado. Nosotros entendemos que es corrupción institucionalizada que alguien que ha ocupado un cargo público, después, esté pagado por aquellos que tienen intereses contrarios a los intereses de los ciudadanos.

Prohibición del secreto bancario y, al mismo tiempo, políticas de gasto, financiadas con esa reforma fiscal, para proteger a las familias; asegurar que la gente pueda tener una cobertura social decente en términos sanitarios, en términos educativos, en términos de prestación por desempleo; una mejora de salarios que permitiría el aumento del consumo, que es algo fundamental en sociedades de libre empresa para que puedan funcionar.

A: ¿Qué objetivos se ha puesto PODEMOS para las elecciones europeas del próximo 25 de mayo?

P: No nos vamos a poner techo. Algunas encuestas dicen que tendremos un diputado, otras dicen que dos, otras dicen que tres,… Las urnas están abiertas. Nosotros vamos a por todas. Hemos visto a los partidos del poder en desbandada, querrían que las elecciones acabaran ya, están retirándose y nosotros vamos a perseguir la retirada y no renunciamos a nada el día 25.

A: Aparte de ser profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense, eres director del programa Fort Apache,emitido en España a través de HispanTV, que también se vende a un canal de televisión iraní y, por todo ello, ha recibido muchas acusaciones por parte de periodistas. Crees que se quiere presentar una mala imagen de ti para utilizarla en el futuro en el ámbito político?

P: En el futuro y en presente. Yo creo que eso es una señal de que lo estamos haciendo bien. Es divertido que los que critican que trabajemos para una productora que, después, vende programas a un canal iraní, no critiquen los negocios que hacen empresas españolas en Irán o los negocios de las empresas españolas en Venezuela. Cuando te critica la extrema derecha es que algo estás haciendo bien.

A: El Foro Económico Mundial (WEF) sitúa a España en el puesto sesenta, entre 193 países, en cuanto a la independencia judicial, por detrás de países como Malawi o Namibia. ¿Crees que para recuperar la credibilidad del poder judicial en este país se debería pasar, obligatoriamente, por la independencia de las altas instituciones como, por ejemplo, el Consejo General del Poder Judicial, la Fiscalía General del Estado o el Tribunal Supremo que, a día de hoy, se reparten entre PP y PSOE?

P: Efectivamente. La independencia de los poderes del estado es una de las bases formales de la democracia. Por eso, para nosotros, es muy importante que alguien como Carlos Jiménez Villarejo, ex Fiscal-Jefe Anticorrupción, que siempre mostró su independencia y, por eso, fue atacado por el poder político, por sentar a más corruptos que nadie en el banquillo de los acusados, vaya de número tres de nuestra lista.

A: ¿Os planteáis una especie de fusión con otros partidos minoritarios para ayudar al bien social?
P: Nosotros no nos consideramos minoritarios a la vista de lo que estamos viendo en los actos, pero, sobre la base del método, nos encantaría confluir no solo con partidos, sino con fuerzas sociales, con iniciativas políticas y ciudadanas que están en los mismos parámetros de defensa de la democracia. Ahora bien, la clave, para nosotros, es la participación de la gente y el protagonismo ciudadano.

A: ¿Qué le dirías a un estudiante como yo, que se está jugando su futuro, sobre el hecho de que haya mucha gente que no pueda estudiar por los recortes en educación?

P: Que seas consciente de que el hecho de que puedas ir a una escuela no es algo dado, sino el producto de las luchas de tus padres, de tus abuelos, de lo que significó el mayor movimiento democrático del mundo, que es la extensión de los derechos sociales, y que, precisamente, eso es lo que nos están robando. Nos están robando el derecho a ir a un hospital, a ir a una escuela, a poder disfrutar de las condiciones materiales que permiten al hijo de un trabajador ser abogado. Todo eso lo están destruyendo. Es fundamental que todos los ciudadanos nos pongamos a trabajar para defender conquistas que costó muchísimo sufrimiento adquirir.

A: ¿Crees que se hará justicia en este país con todos estos señores que han hipotecado nuestro futuro y el bien social de todos los españoles?

P: Yo creo que sí y nosotros estamos trabajando para ello.

 

“Antes, en España, no estaba bien visto que una mujer trabajase”

Entrevistamos a Juana Granell Fernández, abuela de un alumno del colegio, que hace repaso de su vida y la compara con la situación actual de la mujer en España.

 

11/4/2014   Por David Blanco Fernández

DAVID: ¿Cómo fue tu niñez? ¿Cómo influyó en ella la guerra civil española?
JUANA: La guerra os afectó a todos, por lo que mi infancia fue muy dura, difícil; no había mucha comida ni mucho trabajo.

D: ¿Cómo fue tu formación escolar?
J: Fui a la escuela solo hasta los 14 ó 15 años por falta de medios económicos y solo aprendí a leer y a escribir.

D: ¿Cómo fue tu vida antes de casarte?
J: Trabajaba haciendo vestidos de nido de abeja para las muñecas en el colegio La Casita de la Virgen en Madrid.

D: ¿Cómo era la relación familiar en esa época?
J: La familia estaba muy unida. Vivíamos todos cerca unos de otros y los padres tenían mucha relación con los hijos.

D: ¿Era muy estricta la forma de vestir de la mujer? ¿Por qué?
J: Sí. Por ejemplo, no había pantalones para las mujeres, no estaba bien visto que la mujer enseñara el pecho ni que llevara minifalda.

D: ¿Por qué no trabajaba la mujer?
J: No estaba bien visto y era una costumbre que, al casarse, dejara de trabajar. En muchos casos, se lo impedía el propio marido.

D: ¿Qué medios tenían las mujeres viudas de salir adelante?
J: Muy pocos; la ayuda familiar y ponerse a trabajar de asistenta en casas.

D: El nivel económico de la época ¿hacía posible pensar en vacaciones?
J: No, uno no se podía, económicamente, permitir unas vacaciones.

D: ¿Con qué medios contabais para adquirir una vivienda y formar una familia?
J: Con el trabajo del marido. A veces, tenía dos trabajos.

D: ¿Qué tipo de comodidades había?
J: Antes, cuando los hijos eran pequeños, no había comodidades, todo se hacía a mano (lavar, coser, fregar, hacer la comida, etc.)

D: ¿Cómo te imaginas que hubiera sido tu vida en otra época y en otro lugar?
J: No me la imagino, sería tan diferente que no me puedo hacer a la idea.

“La enseñanza de un segundo idioma debería ser obligatoria”

Entrevistamos a Begoña Aznar Sánchez, profesora de Francés del Colegio Balmes, para hablar sobre su experiencia docente y su visión de la situación actual de la enseñanza.

 

8/4/2014   Por Andrea Delgado Serrano

ANDREA: ¿Por qué itinerario se decantó en la carrera?

BEGOÑA: En Lenguas Modernas, Filología Francesa.

A: ¿Ha visto logradas sus aspiraciones profesionales?

B: Sí, tengo la suerte de trabajar en la especialidad para la que me he preparado.

A: ¿Cree usted que hay buena relación entre alumnos y profesores?
B: Creo que la relación es buena en general y que ha cambiado mucho con el paso del tiempo, pero, en algunos, la indisciplina y la falta de respeto prevalece.

A: ¿Le gusta tener muchos o pocos alumnos en clase?

B: Siempre se trabaja mejor con un número reducido de alumnos. Al ser una lengua, es necesaria la interacción y, si hay muchos alumnos, los más tímidos no participan lo suficiente. He llegado a tener grupos de 38 alumnos.

A: ¿Cree que es mejor enseñar en una clase con 27 alumnos que con 7?

B: Depende mucho de la edad y de su comportamiento, pero me gusta el 7.

A: ¿Le gustaría ser directora de un colegio o instituto y a la vez llevar cuatro cursos de secundaria más dos de bachillerato?

B: Creo que es imprescindible ser o haber sido docente para ejercer de director o jefe de estudios, pero la carga excesiva de trabajo puede influir negativamente en el rendimiento

A: ¿Cómo evaluaría a los alumnos si no hubiera exámenes?

B: Por el esfuerzo dedicado y el trabajo diario, aunque, hoy en día, los exámenes son imprescindibles en la sociedad competitiva en que vivimos.

A: ¿Le gustaría que estuvieran separadas los chicos en una clase y las chicas en otra?

B: Rotundamente, no. No encuentro ningún punto a favor.

A: ¿Cree que el francés debería ser idioma obligatorio en todos los colegios e institutos o sólo una optativa?
B: Creo que somos un país a la cola en cuanto a la enseñanza de idiomas y tanto el Francés como otras enseñanzas se están infravalorando. Para mí, un segundo idioma debería ser de enseñanza obligatoria.

A: Si trabajase en el Ministerio de Educación y tuviese la oportunidad de evaluar el nivel de francés en general de todos los colegios e institutos, ¿lo haría cuantitativa o cualitativamente?
B: Creo que hay que valorarlo de la misma forma que Lengua o Matemáticas, adaptadas a cada nivel.

A: ¿Qué consejos daría a un alumno/a que quiere ser escritor/a y tuviese que elegir entre el francés, el inglés o el idioma del país de origen?

B: Si conoce muy bien el idioma extranjero podría ser buen escritor/a en cualquier idioma.

A: ¿Qué libros recomendaría a un alumno/a que está estudiando Francés en Bachillerato?
B: Madame Bovary, de Gustave Flaubert, o Manon Lescaut, del Abate Prévost. Me gustaron bastante.